El Domund en el colegio

publicado a la‎(s)‎ 15 nov. 2016 9:09 por Jose Maria Ajenjo   [ actualizado el 15 nov. 2016 9:14 ]


Terminó octubre, mes de las misiones. Nosotros, siguiendo la propuesta del Domund, hemos querido salir de nuestra tierra para ayudar a quienes, sin guardarse nada, ni su propia vida, dedican todo lo que tienen y lo que son por el anuncio del evangelio. Con su ejemplo de entrega, aprendemos que nuestra vida es muy pequeña, que hay horizontes lejanos donde todavía no ha llegado la buena noticia del amor de Dios, siempre acompañada de la práctica concreta y necesaria de la caridad. Por eso hemos querido aportar nuestro granito de arena. Comenzamos la campaña con un camino que conducía al corazón, pero... estaba vacío. No estaba transitado. Ahora, al final de la campaña, hemos ido imprimiendo en la senda del amor las huellas de nuestra esperanza, la esperanza de que todos los hombres, mujeres y niños del mundo vivan con la plena dignidad de los hijos de Dios. Aquí, en la foto, vemos nuestras huellas que son testigos visibles de nuestra oración. 
También hemos querido aportar nuestra contribución económica. Seguro que con lo aportado por parroquias y colegios de todo el mundo, nuestros misioneros podrán tener un poquito más fácil su misión.



Gracias, misioneros, por vuestra vida entregada.










Comments